martes, 3 de febrero de 2015

VISITA RESIDENCIA VIRGEN OLMACEDO, ÓLVEGA, SORIA



RESIDENCIA "VIRGEN DE OLMACEDO", ÓLVEGA, SORIA


El 28 de enero de 2015 realizamos una visita a la Residencia “Virgen de Olmacedo”. Llegamos a las 5.30,  nos recibió Marta, la Directora y Trabajadora Social en el centro, desde hace 8 años.A la residencia se accede bajando una escalera o por una rampa que da al jardín.  La puerta del edificio es de doble hoja, y más adelante hay otra puerta que da al vestíbulo. Nos reunió en la sala de actividades terapéuticas y nos comentó el funcionamiento general de la residencia. Llegó el turno de preguntas, y Marta nos contó algunas anécdotas sobre situaciones con los usuarios.
En primer lugar señaló el Decreto 14 del 2001, en el que viene todo estipulado, destacando que actualmente las personas usuarias se clasifican en tres grados de asistencia: Válidos y Asistidos de grado I y asistidos de grado II, pero una vez que salga la nueva legislación serán clasificados en Dependientes y No dependientes. Se realiza el test de Barthel, donde 0 es asistido y 100 es válido.
En la residencia también los clasifican dependiendo de si está tutelado o no (la tutela la puede tener la familia o el estado).  Y que en general son personas con deterioro cognitivo. Hay 36 plazas con habitaciones individuales y dobles, se intenta dar las individuales a los que conservan mejor sus capacidades cognitivas y prefieren estar solos.
Además de la Directora/Trabajadora Social también hay otros profesionales: Fisioterapeuta, Terapeuta Ocupacional, Enfermera y Cuidadoras y que todos van de color verde para que sean fácilmente identificables por las personas mayores.
Los trabajadores adquieren responsabilidad por orden de antigüedad y tienen que tener una serie de conocimientos. Si se tiene que ausentar la Directora se quedaría de responsable una auxiliar u otro técnico. Tiene que haber una persona de referencia con la familia pero no tienen Profesional de Referencia con los usuarios porque al ser pocos todos los profesionales son su referencia. Pero nos contó una anécdota relacionada con esta información, un usuario sólo quería comer con una Cuidadora, con el resto no lo hacía igual de bien, por lo que aquella profesional siempre le daba de comer a ese usuario.
La Directora se encarga de recibir por primera vez al que será un nuevo residente y su familia.
Nos enseñó en el ordenador el PAI informatizado que trabajan en la residencia, dividido por profesionales (también lo tienen en formato papel). Los profesionales van anotando toda la información en los diferentes apartados para mantenerlo actualizado. También un cuaderno donde van anotando incidencias.
Nos habló del trabajo de cada profesional, destacando a la Enfermera y las Cuidadoras:
Enfermera: Controla los pastilleros semanales y los prepara organizándolos en unos casilleros, realiza controles mediante analítica, control de tapones en los oídos cada 6 meses, control de diuresis. Se colocan las pastillas en el comedor que permanecerá cerrado hasta la siguiente comida, ya que algún usuario podría coger pastillas que no le corresponden. La enfermera realiza sus anotaciones en el cuaderno de incidencias en color rojo, mientras que las auxiliares lo hacen en color azul, para que sea fácilmente localizable.
Tienen protocolos por si se ponen enfermos. La vacuna de la gripe se les pone a todos y se informa a los familiares.
Nos comenta que el tipo de usuarios está cambiando, cada vez llega gente con demencia más joven, y los que están llegando cercanos a los 90 años están bien cognitivamente y los profesionales se van adaptando al cambio.
Auxiliares: Son 6 en total. Trabajan a turnos, estando 3 auxiliares por la mañana de 8:00 a 16:00 horas, 2 por la tarde de 15:00 a 22:00 horas y otra persona más para moverlos y 1 por la noche de 22:00 a 8:00 horas. Toman constantes, prueba de glucemia (curva de glucemia 5 o 6 veces al día), lavados vesicales, tienen un libro con diagnósticos, control de tensión. Van anotando en el libro de registro y cuaderno de incidencias. Realizan el aseo diario completo y baño completo una vez a la semana.  Por la noche se realizan cambios posturales y cambio de pañales.
Los Auxiliares realizan terapia ocupacional diariamente al movilizar a los usuarios y conocerá los protocolos si alguien se pone enfermo, lavados vesicales, sonda nasogástrica, tensión, incendios, etc.
Se realizan dos turnos de desayunos,  comidas y cenas. La comida se da a las 13:30 horas, la merienda a las 15:45 y cena a las 20:30 horas, aproximadamente. Se da zumo o vaso de leche a las 12:00 de la mañana y por la noche yogur o vaso de leche también a las 24:00 horas.
La información sanitaria y relevante que se da a la familia la da la Directora, la Enfermera o el Médico.
Los servicios de Peluquería y Podología se realizan cuando hay la suficiente demanda, es decir, que un número mínimo de residentes soliciten estos servicios externos.
Reciben inspecciones de 6 sitios diferentes y tienen prevención de riesgos laborales.
Otros profesionales: una persona para servicio de limpieza y dos cocineras.
Seguimiento y evaluación: Los profesionales lo realizan conjuntamente ya que trabajan coordinadamente en equipo.
Otras curiosidades: está prohibido aceptar regalos de los usuarios, ya que les pueden acusar de robo.

Después pasamos a hacer un recorrido por la Residencia. Vimos el salón, amplio, con varias mesas, butacas, TV y juegos. Algunos residentes estaban jugando al dominó y otros tenían visita de sus familiares. Al lado están los aseos, uno de caballeros, otro de señoras. Ambos amplios en los que se puede acceder con silla de ruedas.
También nos enseñó la enfermería. Tiene todos los instrumentos propios de una sala de curas. Hay un casillero colgado en la pared con el nombre de todos los residentes y en cada casillero su medicación correspondiente. La enfermera se ocupa de rellenar los pastilleros y colocarlos en el comedor junto a su plato dependiendo de la toma de medicación, desayuno, comida, cena.
A continuación vimos un salón más pequeño para algunos residentes que quieran estar a solas con su familia.
Enfrente está el comedor. Dispone de varias mesas para 4 comensales cada una. Cada residente tiene su sitio fijo para comer por afinidad con otros compañeros-as. Algunas mesas no tienen silla para los usuarios que utilizan silla de ruedas.
Nos abrió el comedor que estaba cerrado con llave ya que estábamos fuera del horario de comidas, para evitar que los usuarios entren y cojan cuchillos o la medicación que esté ya preparada encima de la mesa.
Hay un ascensor en el pasillo cerca de la puerta de entrada. Es amplio y tiene barandilla.
En el piso de arriba están las habitaciones, no pudimos verlas debido a que estaban acostando a los usuarios. Todas disponen de aseo con ducha. La ducha es totalmente accesible, sin barreras, a ras de suelo. Hay un cuarto de baño más grande adaptado para sillas de ruedas y una sala de estar.
Vimos una grúa para transferencias.


Por último, la residencia está rodeada de un jardín con bancos donde los residentes salen a cualquier hora del día siempre que el tiempo lo permite.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse por correo electrónico