lunes, 1 de diciembre de 2014

PROYECTO EN MI CASA

v  El Nuevo modelo de atención profesional para personas mayores “EN MI CASA” que impulsa la Junta de Castilla y León es una oportunidad de generación de empleo
y crecimiento económico y una atención profesional de calidad.
v  Es un modelo de centros multiservicios, abierto a las personas mayores de la zona y una unidad de convivencia para los residentes, con el objeto que puedan permanecer en sus domicilios el mayor tiempo posible. La atención es personalizada.
v  Ofrecen el servicio de promoción de la autonomía, profesional de referencia, ayuda a domicilio, atención a necesidades urgentes, unidades de convalecencia sociosanitaria, e incluso la posibilidad de acudir al centro a tomar un café, o a comer, dormir un fin de semana o una semana permanecer durante el día o por la noche, llevar su ropa a la lavandería del centro.
v  Y siempre de forma flexible y ajustada a las necesidades de los usuarios.
v  Disponen de habitaciones individuales con baño privado, comparten entre ellos cocina, comedor sala de estar y rincón de lavado. Todo ello en un ambiente cálido donde se huye de elementos institucionales, como uniforme, donde los residentes pueden decorar y personalizar su habitación con sus elementos preferidos.
v  Los residentes pueden elegir las actividades que realizan ajustadas a sus gustos o al estilo de vida que llevaban con anterioridad, horarios, horario a los que se levantan, acuestan, pasean, leen, su propia imagen, cómo se visten, se peinan, el menú. Pueden preparar comidas, lavar la ropa, tejer, cuidar las plantas, gallinas.
v  Cada residente cuenta con un Coordinador personal de Referencia , que le presta atención directa, hace un seguimiento individualizado, de sus rutinas y cuidados.
v  Aumenta la participación y el interés por las actividades, presentan mayor vínculo con el profesional que les atiende y disminuye su estrés al no cambiar de cuidador, mejorar su autonomía se sienten tenidos en cuenta y se reduce el número de caídas.
v  La atención es personalizada, y se busca la máxima autonomía de la persona mayor.
v  Los familiares realizan más visitas, más prolongas en el  tiempo, sin horarios establecidos, están permanentemente informados al contar como interlocutor el profesional  de referencia y disminuye su sentimiento de abandono del  ser querido.

v  Los profesionales se implican más en las tareas trabajan en equipo y comparten decisiones. Al tener mayor contacto con los residentes los profesionales sienten que aumenta su desarrollo personal y profesional.


Mª Teresa Ruiz Lasheras

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse por correo electrónico