martes, 11 de noviembre de 2014

Castilla y León formará asistentes personales para discapacitados

Castilla y León formará asistentes personales para discapacitados
Ahora sólo están acogidos 134 de 70.000 posibles beneficiarios, según la consejera
efe | valladolid 16/09/2014






La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León tendrá definida este año la formación específica que requiere la figura del asistente personal, que prevé la Ley de Dependencia de 2007 y a la que en la Comunidad hay 134 acogidos sobre un total de 70.000 prestaciones.
La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Milagros Marcos, que participó ayer en una jornada para dar a conocer esta figura organizada por la Plataforma Representativa Estatal de Discapacitados Físicos (Predif), apoyó la extensión de esta figura, en cuanto es la que mejor recoge el espíritu de autonomía personal que persigue la ley.
Marcos recordó, en declaraciones a los periodistas antes de la celebración de la jornada, en que con el aumento de la financiación, al equipararse a un recurso asistencial, en el último año se han triplicado el número de dependientes que han optado por este recurso en la Comunidad, hasta los 134, frente a los 44 que había por estas fechas en 2013.
Estas 134 prestaciones para asistentes personales suponen apenas un dos por ciento de las 70.000 prestaciones por dependencia que hay en Castilla y León, y las ayudas que reciben para contar con este apoyo oscilan entre los 300 y los 850 euros, en función del grado de dependencia.
Marcos anunció que en este 2014 contarán ya, tras el trabajo piloto que se ha realizado durante otro año, con la definición de la formación específica que requiere el profesional de la asistencia personal, que además de una formación genérica precisa de otra específica en función de que la discapacidad sea física, intelectual o por enfermedad mental.
Importancia
«Este año vamos a cerrar esa formación», insistió la consejera, quien explicó que también informarán a los trabajadores sociales sobre la importancia de esta figura, tanto a los que trabajan en la Junta de Castilla y León como a los de las corporaciones locales, que son la «primera puerta para los dependientes y discapacitados».
Marcos explicó que se trata de una figura poco extendida internacionalmente, y sólo desarrollada «un poco» en países como Alemania y Suecia, aunque las organizaciones internacionales de discapacitados avalan su implantación en cuanto que permiten la autonomía de los dependientes.

También es un referente para las empresas del sector privado, que sepan que las personas con discapacidad cuentan con una figura de apoyo incluso en el puesto de trabajo, en el «acompañamiento en el empleo». Castilla y León es la segunda autonomía en asistentes personales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse por correo electrónico